Hace unos meses Himajina se hizo eco de cómo un grupo de pensionistas de Titerroy (Arrecife, Canarias) vieron como  varios inspectores del gobierno autónomo y ¡once policías! irrumpían en el local de la asociación deportiva dónde estaban. Su "delito": ser jubilados jugando al bingo.

En esta misma línea, noticia de ayer:

bingo

Pues bien, en Galicia ¡7 policías! -tres de ellos de paisano- irrumpieron en dos parroquias gallegas en las que mediante este pasatiempo (más que juego) se recaudaban fondos para entidades deportivas y culturales de la parroquia. A buen seguro se está intentando que no defrauden los impuestos de los premios (sustanciosos, eso sí : bacalao, galletas, aceite, un jamón...

Y éste es el país que tenemos... si hay un caso grave o violento, con suerte vendrá al cabo de 'x' tiempo, uno o dos agentes de policía. Si se trata de "clausurar" bingos parroquiales con jubilados, entre 7 y 11 agentes. Cuestión de prioridades, supongo.

Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top