Efectivamente, está complicado esto de la Liga, pero no creo que sea tan imposible como lo pintan. Claro está que lo difícil no es que el Madrid pierda, sino que no lo haga el Barça.

En mi opinión, no se ha jugado especialmente mal. Como siempre (y reconozco que está empezando a ser obsesivo), Zambrotta no ha ayudado en absoluto a cualquier triangulación rápida, facilitando un nada despreciable número de pérdidas de balón. Las comparaciones con Abidal son tal vez injustas, pero significativas.

El Villarreal por su parte jugó un partido correcto, demostrando tener una buena técnica y un mejor criterio de juego, sin arriesgar en ningún momento ninguna posesión. La posición que ocupa en la tabla no es casual.

Sea como sea, ojalá viéramos algunos cambios tácticos, una más estratégica realización de las sustituciones, una mayor participación de Gudjohnsen y una enfermería vacía lo más antes posible.
Reacciones:

Publicar un comentario

  1. Las críticas a Zambrotta en defensa me parecen legítimas. No así en ataque. Básicamente por razonamientos clásicos y básicos del fútbol moderno:
    1. Los defensas están para defender. Si un defensa ataca no se le puede pedir que haga de medio o de delantero. Y si se le pide es porque tiene facultades. Zambrotta tiene facultad para ayudar en ataque, pero no tiene que llevar el peso de toda la banda derecha.
    2. Zambrotta jugó en campo contrario porque un entrenador quiso que la derecha, a falta de Messi, quedara huérfana de jugador alguno. El mediocampo no ayudaba a ese lado, y el mito con el 10 a la espalda no hizo ni un desmarque a banda derecha.
    3. Las pérdidas de balón no siempre son culpa del que tiene la pelota sino del que la da o del que no se mueve para recibir. Y en este sentido, la delantera del Barça el otro día fue de juzgado de guardia.¿A quién se la da Zambrotta si nadie se mueve?
    4. El problema es que insistamos en jugar con un sistema para el que no tenemos jugadores preparados. Claro que la alternativa lógica para los jugadores sanos que tenemos, el 4-4-2, nos da el mismo problema, no hay mediocampistas de banda que puedan conectar por fuera con los delanteros. Ergo, a los laterales les toca hacer una función para la que no están bien dotados.

    ResponderEliminar
  2. Andreu:

    Tienes toda la razón... pero:

    a) Zambrotta, en Italia, daba la impresión de jugar bastante mejor al ataque que aquí. Creo que es uno de los fichajes decepcionantes...

    b) No le culpo de los déficits de la banda derecha (coincido al 100% contigo). Pero lo cierto es que, con el balón en la línea central y ante un rival más o menos cercano, en el 100% de los casos Zambrotta pasará el balón atrás.

    Sólo pido que si todos comos conscientes de ello, de que Zambrotta no puede hacer lo que se le pide... ¿por qué se le sigue utilizando para ello?

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top