Cada 20 de marzo se celebra en todo el mundo el Día Mundial Sin Carne.

Se celebra desde 1985 y como puede fácilmente intuirse, está fuertemente respaldado por los movimientos de protección y defensa animal, promoción del vegetarianismo y grupos anti-sistema y ecologistas, pues no son pocos los problemas medioambientales que generan, en opinión de estos últimos, las industrias vinculadas a la ganadería.

Según leo, quinientos setenta y tres millones de pollos, 39 millones de cerdos, 35 millones de gallinas, 61 millones de conejos, casi 3 millones de vacas, 19 millones de corderos y ovejas y varios millones más de otros animales son matados cada año en alguno de los cientos mataderos que recorren la península según las cifras de 2005 del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, del que también depende -aunque no se cite su nombre- el sector ganadero.

En cualquier caso, bien sea como primer paso en una dieta fija carente de elementos animales, bien como un día excepcional o bien como ensayo para los días de ayuno y recato de la semana santa (sobre la creencia de no comer carne en determinados días, ya habrá ocasión de comentarla en otro momento), nunca es malo (y de ahí el apartado "Día de") reflexionar sobre nuestros hábitos.
Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top