Hoy tiene lugar el primer Día Mundial de la Fotografía Química (analógica).

No siempre tiene uno la oportunidad de participar y conocer la primera edición de una de estas iniciativas. Por ello, vale destacar esta efeméride, cuyos promotores poseen incluso de grupo de facebook propio.

La digitalización es, sin lugar a dudas, el fenómeno que va a marcar toda nuestra generación. Convertir prácticamente todo en ceros y unos, unido al incesante incremento de la capacidad informática y al consiguiente desarrollo de las telecomunicaciones, supone la verdadera piedra angular de toda una revolución técnica y social.

Uno de los elementos totalmente caducos (salvo por iniciativas como la de hoy), es la fotografía química con sus negativos y el consiguiente revelado o las posteriores diapositivas (generalmente, de historia del arte) en las clases de los colegios.

La capacidad fotográfica integrada en el teléfono móvil o las cámaras compactas de altas prestaciones (no salgo de casa sin mi cámara en el bolsillo interior de la americana) son realidades tan habituales y próximas que la fotografía química hoy reivindicada se me antoja romántica y propia de tiempos pasados y, en consecuencia, de grato recuerdo.

Felicidades, pues, a todos los amantes de la oscuridad y ténue luz roja (de revelado, o no).
Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top