No se me podrá decir que no es bonito, bonito.

Generalmente, los vecinos suelen tener malas relaciones y se recíprocamente se echan pestes los unos de los otros. Una simple asistencia a una junta de cualquier comunidad de propietarios es una buena muestra de ello.

A nivel internacional, suele suceder lo mismo. Los ingleses reniegan de los franceses, quienes caen antipáticos a los españoles, quienes a su vez, suelen menospreciar a los portugueses, etc.

Sin embargo, polacos y húngaros se quieren, se estiman mucho. De ahí que el 12 de marzo del año pasado, el parlamento húngaro declaró el día 23 de marzo como Día de la Amistad Húngaro-Polonesa por unanimidad (ni una abstención ni voto en contra). Cuatro días más tarde, el 16 de marzo, fue el parlamento polaco el que declaró esa misma fecha (la de hoy) como Día de la Amistad Polaco-Hungaresa.

De hecho, se considera más una hermandad que no una amistad. Bienvenidos sean tales sentimientos. Y que cunda el ejemplo.

Reacciones:

Publicar un comentario

  1. Debe ser una especie de relación parecida a la de escoceses e irlandeses (aunque hay mucho escocés de raíces escocesas). Lo digo por la proximidad, porque vecinos,vecinos no lo son por culpa de Chequia y Eslovaquia.
    En todo caso Polonia está reconocida en la zona como "el pupas", siempre ha sido invadido por un enemigo exterior: desde Suecia a Rusia y Alemania. Me pregunto si en tiempos perteneció a austro-hungría y fue ese un período de estabilidad?? Algún historiador??

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top