Hace unas semanas daba cuenta del nacimiento de Pablo, hijo de unos buenos amigos, quienes hace unos días me enviaban un par de fotos de la criatura.

Además de comentar su evolución/crecimiento, queda siempre en el aire la famosa pregunta de a quién se parece más. Es común que cada una de las familias (paterna/materna) tienda a ver rasgos propios en el recién nacido. Y los amigos comunes estamos ante un considerable compromiso.

De ahí que recurra a la tecnología. Y a través de una web especializada se confirma que Pablo es igual de parecido a ambos progenitores. El día que inventen algo similar para determinar quién tiene razón en los juicios....

Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top