El pleno del Parlamento europeo aprobó el 11 de marzo de 2004 la declaración de la fecha del 11 de marzo como Día Internacional de las Víctimas del Terrorismo, en recuerdo de los atentados de Madrid que tuvo lugar tal día.

Cualquier instrumentalización (conventir en instrumento -algo que se supone que no lo es-) es impropio, indignio y feo. El uso partidista de unos acontecimientos y, de lo que es peor, de unas muertes y de un sufrimiento e indignación popular, provoca un lógico rechazo que, en ocasiones, afecta al propio (en realidad, impropio) "instrumento", cuando no debería ser así.

Por ello, ajeno a cualquier segundo mensaje e interpretación partidista o partidaria, voilà un recuerdo a todas las victimas.
Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top