Exponía en un post previo que, en mi modesta opinión, la realización de actos políticos de precampaña y de postcampaña (esto es, en el denominado Día de Reflexión que hoy tiene lugar) es igualmente contrario a la Ley (infringen el mismo artículo y con, entiendo, la misma gravedad).

Y me parecía cuanto menos curioso la permisividad existente con los abundantes y evidentes actos de precampaña y la absoluta ausencia de actos de postcampaña, de la que, hasta cierto punto, me congratulaba.

Pues bien, me parece harto injusto que, precisamente en base a esa prohibición de actos de postcampaña, determinados entes políticos y judiciales hayan impedido la realización de manifestaciones y otras movilizaciones de celebración de la efeméride de hoy ("Día Internacional de la Mujer, de sus Derechos y de la Paz Internacional").

Seguramente es cierto que una gran parte de los organizadores/manifestantes hubieran utilizado con fines políticos tales actos, aunque no creo que con una mayor finalidad de "captación de sufragios" que los actos de precampaña electoral realizados por casi todos los partidos políticos.

Menos mal que siempre nos quedan los escaparates comerciales (más concretamente, los de una conocida empresa de productos eminentemente femeninos -la foto está tomada de un aparador de Santiago de Compostela-) para poder ver una auténtica demostración de lo que días como este acaban significando.
Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top