fundació tàpiesNo es que la hubiera dejado de tener, pero el vendaval que asoló Catalunya este fin de semana (principalmente el sábado) provocó que la antena de televisión de mi edificio quedara exactamente igual que uno de los hierros que coronan la Fundació Tàpies .

Por culpa de ello, el TDT había dejado de existir y la retransmisión analógica era nefasta (hubo momentos durante el partido del Barça del sábado que no sabía si estaba viendo fútbol o un documental de la 2).

Tras volver a tener luz, agua caliente, y haber recolocado estanterías que se caen o se tuercen, no tenía/ni tengo el mejor de los ánimos para nuevas incidencias en el piso.

Pues bien, afortunadamente para mi autoestima y de cara al partido de mañana, tras el cine de ayer llegué a casa y pude ver como el presidente de la escalera, sin presupuesto supongo para hacer un arco del triunfo en su honor junto a los buzones, sí había colocado junto al ascensor un cartel con la palabra "SOLUCIONADO" (exageradamente en grande) sobre la frase "Problema con la antena".

Gloria eterna al héroe. Esto sí que es una presidencia eficaz.

Reacciones:

Publicar un comentario

  1. Perquè era la tele i és important. Si ariba a ser l'ascensor trigaria bastant més a arreglar-ho... ;)

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top