Regreso recién del estreno en Barcelona de "Ay Carmela" en el Teatro Tívoli, protagonizada por Verónica Forqué (por todos conocida) y Santiago Ramos (popularmente conocido por su personaje "del marido de la hierbas" en la exitosa comedia televisiva "Aquí no hay quien viva").

Hay que destacar que la obra, provinente de una larga (y en consecuencia, exitosa) gira, vuelve a ser protagonizada por Verónica Forqué después de más de... ¡20 años!, ya que fue ella misma quien inicialmente la interpretó en 1987, en Zaragoza, bajo la dirección de José Luis Gómez, quien también ejercía de protagonista.

La historia es conocida, bien por su libro original, su adaptación teatral previa o la película en su momento protagonizada por Carmen Maura, Andrés Pajares y Gabino Diego, bajo la dirección de Carlos Saura y que fue la gran triunfadora de los premios Goya de 1990.

La interpretación de Verónica Forqué, espléndida, magnífica. Santiago Ramos sobreactúa comícamente en algunos momentos, lo que unido a su reciente pasado televisivo cómico resulta inadecuado. El vestuario, logrado.

Dejando de lado connotaciones políticas, la obra realza la afectación general de determinadas cosas a todo el mundo y el posicionamiento personal que uno puede (y debe) tomar ante tales situaciones. Al propio tiempo, la memoria colectiva y personal y la general amnesia (con dosis de anestesia general mediatizada, añado yo) son el eje de la última e intensa parte de la función.

La obra apenas entra en el tema del "cambio de tornas" que tan hábilmente se introdujo en la historia original, pero siempre es mejor "apuntar el tema" que no desarrollarlo mal.

Gran reparto (aunque escaso), buena historia... conviene verla (aunque a partir de la tercera o cuarta fila de butacas, so riesgo de sordera).
Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top