Sucedió tal y como esperábamos todos, aunque lamentablemente, no como queríamos. De hecho, ayer, comentando la situación futbolístico-blaugrana con un amigo y compañero de Despacho, ya exponíamos que, por lo general y en una temporada normal, en caso de no poder ir al campo, un derbi como el de hoy, en el último cuarto de liga, era un partido en el que, sin ninguna duda, valía la pena el pago del correspondiente "peaje" televisivo.

Sin embargo, esta no es una temporada normal y reconozco una cierta apatía al ponerme frente al televisor para ver el encuentro. ¿Y si volvía a aparecer Ezquerro en la pantalla? Eso da más miedo que no la película del martes. (Por cierto... ¡¡ he citado su nombre !! ¡¡maldición!!).

Con otro compañero del Despacho, perico él, hace semanas que apenas comentamos nada de fútbol ya que los parejos resultados negativos hace que el silencio sea, si cabe, aún más una virtud. Creo que el lunes, de nuevo poco de fúbtol hablaré con él.

Veremos, en cualquier caso, qué pasa el miércoles.
Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top