Acudo esta mañana al Salón Internacional del Turismo de Cataluña, SITC 2008 Edición Decimoséptima.

El objetivo, curiosear un poco el mismo. A diferencia de la mayoría de los visitantes no estoy planificando las vacaciones estivales (hipoteca manda), sino que acudo motivado por la voluntad de comprobar los eventuales efectos de la famosa crisis económica (debería notarse en algo 'prescindible' como los viajes, ¿no?) así como la particular revolución que está sufriendo el sector de las agencias de viajes con el uso de las nuevas tecnologías y la pérdida de relevancia de su tradicional papel intermediador.

Al propio tiempo acudo para comprobar como una Cámara de Comercio de una localidad extranjera (omitiremos detalles) organizaba un sorteo cuyas bases fueron preparadas por un servidor. El resultado: magnífico. Una brillante presentación de la promoción y una completa adecuación legal, algo que no puede decirse de otros expositores que, o bien literalmente realizaban una prohibida lotería (Holanda, vendiendo participaciones de 2 euros para el sorteo de unas bicis), o incumplían la Ley Orgánica de Protección de Datos -cuyo nuevo Reglamento entró en vigor ayer- (caso, entre otros, de El Periódico de Catalunya, en la modalidad "informática" de su concurso/sorteo).

Por cierto... ¿seguro que hay crisis económica? No dió esa impresión.
Reacciones:

Publicar un comentario

  1. Una cosa és que la gent es passegi per una fira i una altra el que passarà aquest estiu. De moment les agències no les tenen totes...

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top